Los residuos de galvanización se gestionan en dos instalaciones que Befesa posee en España, en la región de Bilbao. Estos residuos se vuelven a fundir a zinc metálico o bien se procesan como óxido de zinc.

Anualmente, Befesa Servicios de reciclaje de Polvo de Acero gestiona, aproximadamente, entre 10-12 miles de toneladas de residuos de galvanización al año.